Inicio Energías Renovables Vía del Corso, primero en la región con certificación LEED Platinum

Vía del Corso, primero en la región con certificación LEED Platinum

Por antonia
49 Vistas

El U. S. Green Building Council, máxima autoridad en construcción sostenible a nivel mundial, otorgó la certificación Leadership in Energy & Enviromental design (LEED por sus siglas en inglés) a Vía del Corso por Campus Tigo, un proyecto concebido y construido por Tuscania Corporate Business Park, TCBP.

Vía del Corso es uno de los proyectos de la desarrolladora Tuscania, compañía dirigida por Giussepe Angelucci, quien informó que la certificación LEED Platinum obtuvo el mayor puntaje de la región en la categoría New Construction Core And Shell, es decir, que en su diseño y ejecución se utilizaron estrategias dirigidas a alcanzar un alto desempeño en áreas de interés para el bienestar económico, social y medio ambiental.

“En el caso de Campus Tigo, el diseño ya tenía connotaciones bioclimáticas, buena orientación, criterios arquitectónicos bien implementados y B100 le dio el toque adicional para que el concepto se mejorara. Ahora me siento orgulloso de la certificación luego de haber pasado procesos muy interesantes, porque esta era nuestra meta y no es por una puntuación, sino por una convicción de que esto puede ser un mundo mejor” expresó Angelucci.

El proyecto cumplió todos los requisitos y se colocó en la categoría más alta del sistema de evaluación, logrando así, el reconocimiento Platinum.

De acuerdo con el CEO de USGBC, Mahesh Ramanujam, Vía del Corso/Campus Tigo “es un ejemplo de sostenibilidad y demuestra su liderazgo en la transformación de la industria de la construcción”.

De acuerdo con el consultor Rafael Cienfuegos, de B100 Arquitectos, firma consultora de certificaciones, el proyecto a través de la obtención de la Certificación LEED Platinum, marca el primer paso y punto de partida para la visión hacia la Construcción Sostenible de Tuscania”.

Sostenibilidad

Para Angelucci esta palabra es vital en el desarrollo de los proyectos y uno de los pilares que deben mandar en el nuevo mundo de la construcción. Y que El Salvador ya cuente con la primera certificación de este tipo sienta un precedente.

Se tomó en consideración la posición del sol con respecto a la ubicación del edificio, la iluminación, la reutilización del agua, la eficiencia energética; dentro de los materiales se utilizaron vidrios con baja reflectibilidad y baja transmisión de calor y ruido, pinturas sin contaminantes, luminarias leed, techos con aislantes, portasoles, entre otros.

Se creó un centro logístico, que es el operador de todos los servicios para Vía del Corso. El fin de este es realizar los procesos del agua, que incluye la laguna de retención, la planta de tratamiento, el sistema contra incendios, el distrito frío y el agua de riego.

Dentro de los ahorros más significativos está el de 20 millones de litros por años, lo que significan unos $36,500 anuales.

Respecto a las energías renovables, instalaron 1,238 paneles solares techo del edificio y parte del parqueo, generarán 414 kilovatios pico, es decir 600,000 kilovatios por hora al año; el equivalente a la energía que consumen 200 hogares y a casi la mitad de la energía que consume todo el edificio Tigo durante el año.

“Este puntaje es el más alto en su categoría para toda Centroamérica. Nos pone en la cúspide de los desarrollos sostenibles en la región. Estamos entre los primero más altos y eso es impactante y la relevancia es que rompemos paradigmas, como que aquí en El Salvador no se puede lograr, pero no es verdad, nosotros podemos hacer mucho más”, dijo el presidente de Tuscania.

Para Angelucci es importante que las nuevas generaciones de arquitectos y de quienes estén involucrados en el sector construcción, no se dirijan por modas en sus diseños y construcción de edificaciones, sino que le den la importancia que merece a la funcionabilidad.

“A veces prevalece un sentido estético a un sentido funcional de la edificación, y por ejemplo el Campus Tigo no tiene la cantidad de vidrios que quizá a algunos les gustaría, pero el vidrio en nuestro país está muy expuesto al sol, entonces hay que protegerlo; a lo que me refiero es que cada material o recurso debe tomarse para que cumpla una función y la sostenbilidad es fundamental”, dijo Angelucci.

El presidente de la compañía desarrolladora agregó que si bien es cierto todos los proyectos a nivel mundial se vieron afectados por la pandemia, sin embargo considera que 2021 será clave para el crecimiento económico.

“Nosotros tenemos que pensar que la economía va a aumentar, lo que depende de nosotros es de cuánto énfasis ponemos en procesos para que el crecimiento sea abundante”, concluyó Angelucci.

Beneficios Obtenidos

b Ahorro de agua de 20 millones de litros por año

b Ahorro de energía de 813 mil kilowats por año

b Una clara mejora en la productividad y bienestar de los colaboradores, así como una reducción en el porcentaje de ausentismo, Esto como resultado de:

b Iluminación natural.

b Ventilación natural.

b Aires acondicionados ecológicos.

b 60% de impermeabilización logrando el efecto isla de calor.

b Acceso al transporte público.

35% del edificio dedicado a áreas verdes.

b Comercio y servicio a distancia.

Espacio para uso de bicicleta que incluye bodega y cambiador.

Prioridad a vehículos verdes

“Este puntaje es el más alto de su categoría para toda Centroamérica, nos pone en la cúspide de los desarrollos sostenibles en la región y nos llena de orgullo y como país debemos impulsar estos logros”. Giuseppe Angelucci, presidente de tuscania

Fuente: https://www.elsalvador.com/noticias/negocios/complejo-urbanistico-tuscania-sector-construccion/768719/2020/

Dejar un comentario